Manuel Castillo, DDS
Odontólogo Pediátrico Certificado

Información para el paciente

Emergencias dentales

¿QUÉ DEBO HACER EN CASO DE UNA EMERGENCIA?

Si su hijo tiene una verdadera emergencia dental (inflamación, traumatismo o hemorragia abundante), sírvase llamar a nuestro consultorio al (210) 510-2862 durante nuestro horario de oficina, o al (210) 410-5912 fuera del horario de oficina. Haremos todo lo posible para atenderlo a la brevedad posible. Por favor, tenga en cuenta que si llama después de las 10 pm, PODRÍAMOS no regresarle la llamada hasta el día siguiente. Si el niño continúa sangrando abundantemente por más de una hora, en caso de traumatismo o dificultad para respirar, por favor proceda a la sala de emergencias más cercana o llame al 911.

DOLOR DE DIENTE
Comience por limpiar el diente adolorido meticulosamente. Enjuáguese la boca con agua tibia con sal para remover cualquier remanente de comida de entre los dientes. Bajo ninguna circunstancia se debe colocar aspirina en el diente o encía afectados. En caso de inflamación facial, aplique una compresa fría en el área. Se recomienda tomar ibuprofeno o acetaminofén para calmar el dolor temporalmente. Comuníquese con nosotros para hacer una cita si el dolor persiste por más de un día.

MORDEDURA O CORTADURA DE LENGUA O CACHETE
Aplique hielo en las áreas amoratadas. En caso de sangrado, aplique presión firme (pero ligera) con una gasa estéril o paño limpio. Si el sangrado no se detiene con la presión o continúa después de 15 minutos, acuda a una sala de emergencias.

DIENTE ROTO
Enjuague el diente con agua tibia. Coloque una compresa fría sobre la parte del rostro lesionada. Recupere cualquier fragmento de diente roto. Busque atención dental de inmediato.

PÉRDIDA DE UN DIENTE PERMANENTE POR UN ACCIDENTE
Recupere el diente, asegurándose de sujetarlo por la corona (parte de arriba) y no la raíz. Enjuague, pero no limpie ni manipule el diente más de lo necesario. Reinserte el diente en el alvéolo dental y manténgalo en su lugar con un pedazo de gasa o paño hasta que vea al dentista. Si no se puede reinsertar el diente, transpórtelo en un vaso con leche o agua. Debido a que el tiempo apremia, acuda al dentista de inmediato.

TRAUMATISMO (Lesión internar o externa)
Mantenga el área tan limpia como sea posible con un paño o cepillo dental suave.
Fíjese si hay algún cambio como oscurecimiento del diente afectado, inflamación, aumento de la movilidad o supuración. Esto podría ser una indicación de que el nervio está muriendo o de una infección, por favor, llámenos a nuestro consultorio si nota alguna de las descripciones anteriores.
Se debe colocar hielo durante las primeras 24 horas posteriores al traumatismo para mantener la inflamación bajo control.
Mantenga una dieta blanda por dos o tres días, o hasta que el niño sienta que puede comer normalmente de nuevo.
Evite alimentos extremadamente calientes o fríos, o muy dulces.
Si le recetan antibióticos o analgésicos, asegúrese de seguir las instrucciones de la receta.

POSIBLE MANDÍBULA FRACTURADA
En caso de lesión en la mandíbula, ate la cara para mantener cerrada la boca con una toalla, corbata o pañuelo. Llame al 911 o proceda de inmediato a la sala de emergencias más cercana.

SANGRADO AL CAERSE UN DIENTE DE LECHE
Doble un pedazo de gasa y colóquelo (haciendo presión) en el lugar de la hemorragia. Muerda la gasa por 15 minutos. Si el sangrado persiste, acuda al dentista.

HERPES O AFTAS
Los medicamentos sin receta suelen proporcionar un alivio temporal. Si las úlceras no desaparecen, visite al dentista.